Fecha: 05/02/2018
Compartir.:
Carmen Barbieri, angustiada por la salud de su mamá: está en coma farmacológico, muy grave

Carmen Barbieri atraviesa horas de mucha angustia. Su mamá, Ana, está internada, muy grave, en coma farmacológico. El domingo, la actriz viajó a Buenos Aires para estar a su lado y suspendió la función de Magnífica. Por el momento, ella se quedará en la Ciudad y su hijo, Federico, quedará al frente del espectáculo.

"No es mi mamá", dijo Carmen, en un móvil con Los ángeles de la mañana. "Estoy muy triste. Fede está muy angustiado. Ayer le dolía el pecho de la angustia", agregó. Él fue el que le dio la noticia sobre el estado de Ana. "La abuela está muy mal", le dijo. Ella se puso a llorar y pensó que estaba muerta y su hijo no se lo quería contar. Los dos viajaron a Buenos Aires para estar con ella.

El show no siempre debe continuar. Está noche no habrá funciones de @MagnificaMDQ por el delicado estado de salud de mi abuela Ana. Se les cambiará las entradas a todos los espectadores. Nos volvemos a ver el martes. Perdón y gracias.

"Ayer lloré todo el día. Hoy estoy un poco más tranquila", dijo la actriz. "Mi mamá era una mujer fuerte, que nunca tuvo nada, estaba impecable. Fuimos a lo de Susana el día de la madre y a los dos días se cayó. No se rompió nada, pero sintió una electricidad en la cabeza y alguien que la empujaba para atrás. Yo creo que ahí también hizo un ACV, pero como no tuvo sangrado cuando te hacen el estudio no sale. Se quedó totalmente paralítica. La internamos, empezó a rehabilitarse, a hablar... Si a mí me llaman la leona, ella es una fiera", relató.

Carmen contó que el 31 de diciembre lo pasó en la clínica con ella y ese día Ana le dijo que le daría una sorpresa. Se bajó de la silla de ruedas y caminó dos pasos. Su hija se puso a llorar y la madre le dijo: "No luches tanto, soy muy grande". A pesar de esa frase, ella no bajó los brazos.

"Tuvo varios ACV y el último fue terrible", explicó Carmen. Debido a la situación, y por los ahogos que se hacían constantes, los médicos decidieron que estuviera en un coma farmacológico. "Mi mamá no está acá", se lamentó la actriz. Explicó que un médico le dijo que si le sacaban el respirador, Ana viviría 10 mintutos. "Estamos en una situación muy grave. Para que yo falte al teatro...", finalizó.