Fecha: 05/12/2017
Compartir.:
Cristina: "no se aplicará el teorema de Tonelli, sino un brutal ajuste a los jubilados"

La senadora y ex presidenta Cristina Fernández Kirchner criticó hoy a través de su cuenta de Twitter al ajuste que pretende imponer el Gobierno de Mauricio Macri sobre las jubilaciones: será un “ajuste recargado”, dijo, al tiempo que aseguró que “con la fórmula de movilidad actual el aumento de haberes de marzo sería del 14,5 por ciento, pero después del ajuste del Gobierno será sólo de 5,7 por ciento”. Luego sostuvo: no se dará el "Teorema de (Pablo) Tonelli sino el más brutal sentido común del ajuste".

Luego, en un segundo mensaje, la ex mandataria explicó que “esto representa casi 9 puntos menos, que se suman a los 10 puntos de pérdida del poder adquisitivo que los jubilados sufrieron en 2016” como consecuencia de “la inflación y el tarifazo”. En ambos casos, la titular de Unidad Ciudadana se basó en datos aportados por una nota del diario Página 12, titulada “Ajuste recargado sobre las jubilaciones”.

Por último, en en un tercer mensaje dedicado al tema, Cristina Fernández de Kirchner apeló a su sentido de la ironía al expresar que “A los jubilados argentinos no se les aplicará entonces el novedoso “Teorema de (Pablo) Tonelli” sino el más brutal sentido común del ajuste: recibirán menos plata y tendrán menos poder adquisitivo.” Al respecto cabe recordar que Tonelli había asegurado ayer que con el ajuste "los jubilados van a perder plata, no poder adquisitivo", una opinión que le valió el rechazo de gran parte de la sociedad.

Entre otras cosas, la nota a la que hace referencia la senadora sostiene que “los jubilados perderán plata y, por consiguiente, poder adquisitivo, y esa pérdida será en marzo mayor a lo previsto hasta el momento”. A su vez, el matutino explica que a partir de los niveles de recaudación con que la AFIP anticipa cerrar el año, siendo uno de los componentes de la fórmula actual de movilidad, “el aumento de los haberes para el segundo semestre debería ser de 14,5 por ciento, con lo cual la brecha respecto del 5,7 que entrega la nueva fórmula del Gobierno se amplía a casi nueve puntos (636 pesos menos)”.

Debe tenerse en cuenta que además de los haberes jubilatorios, la fórmula de movilidad previsional se utilizará para ajustar también a numerosas prestaciones de la Seguridad Social, como la Asignación Universal por Hijo (AUH), las asignaciones familiares de los trabajadores formales, las pensiones no contributivas y las pensiones a ex combatientes de Malvinas. “Es un universo de 17,4 millones de personas”, explica el diario. Por lo pronto, con estos ajustes el Estado pretende conseguir un ahorro de más de 100 mil millones de pesos en prestaciones durante el año próximo, tal como lo exige el Fondo Monetario Internacional (FMI).