Fecha: 02/12/2017
Compartir.:
¿Grieta oficialista?: Lilita Carrió enojada amenaza a Cambiemos

La figura de aliada de mantuvo la diputada electa Elisa Carrió habría comenzado a romperse. Es que desde la Coalición Cívica - ARI realizaron una fuerte amenaza de ruptura tras el acuerdo entre Enrique "Coti" Nosiglia y Daniel Angelici de cara a los comicios de la UCR porteña del 10 de diciembre. Es por eso que en Twitter el partido de "Lilita" advirtió que tomarán distancia mientras se mantengan acuerdos que no tienen que ver con los principios de la fuerza oficialista.

El porcentaje de las elecciones, que la ubicaron vencedora induscutida con más del 50% de los votos porteños, le permitieron a Carrió establecer una postura que, en muchos casos, es adversa a sus aliados políticos dentro de Cambiemos. Es por eso que advirtió que su partido, la Coalición Cívica -ARI, podría tomar distancia de Cambiemos porque hay acuerdos que violan los principios de la fuerza oficialista.

Es que para Carrió el principio de acuerdo alcanzado con los sectores de "Coti" Nosiglia y Angelici de cara a los comicios de la UCR porteña del 10 de diciembre no formaría parte de lo establecido en la alianza con el oficialismo. Siendo que la unidad del radicalismo capitalino terminó de romperse el viernes a partir de la decisión de Radicales en Cambiemos, sector alineado con el PRO, de alejarse de lo pactado entre ambos actores.

"Si Cambiemos termina siendo un acuerdo entre Enrique Nosiglia y Daniel Angelici, la Coalición Cívica ARI confirma que no formará parte de este tipo de arreglos del que nos veremos obligados a tomar distancia", señaló la fuerza de Carrió en un comunicado y añadió: "No vinimos a construir una Argentina corporativa y de negocios, sino una Argentina republicana y con valores", reza un video difundido en Twitter.

"Es necesario no cejar en los esfuerzos para constituir 'Cambiemos' en la Ciudad de Buenos Aires para los comicios del año 2019 y que para ello deberá respetarse en el acta constitutiva y en el reglamento electoral las mismas condiciones que las acordadas en el año 2015", señalaron en un documento en referencia a una suerte de decreto de "perdón" emitido por la UCR sobre los candidatos con Carrió en la lista de Vamos Juntos en la última elección, los cuales se enfrentarán a Evolución, el partido de Martín Lousteau.

Asimismo, el texto de la UCR aseguró: "Que en este contexto político es necesario fortalecer aún más al partido, para lo cual considera conveniente dictar una amnistía para aquellas personas cuyas afiliaciones quedaron extinguidas automáticamente por aplicación el artículo 9° inc. b) de la Carta Orgánica a fin de que puedan participar en las elecciones internas convocadas para el 10 de diciembre de 2017". Y según algunos trascendidos, esta decisión tenía a Facundo Suárez Lastra como principal destinatario.

Ahora, la Coalición Cívica ARI salió a marcar la cancha en un comunicado firmado por secretaria general de la CC ARI, Maricel Etchecoin; del presidente del congreso federal de la fuerza, Maximiliano Ferraro; de la titular del partido en la ciudad de Buenos Aires, Paula Oliveto Lago; y del presidente del congreso de la fuerza en la ciudad, Juan Manuel López. Incluso, los dirigentes sostuvieron que no van a "traicionar al electorado y a los principios fundacionales de Cambiemos" y agregaron que "este debate será sostenido dentro la coalición de la que somos cofundadores y de cuya conducción formamos parte".

Vale recordar que ya hubo dos hechos que despertaron el enojo de Carrió y en ambas oportunidades Daniel Angelici fue el protagonista. El primero fue una supuesta reunión revelada por el diario La Nación en la que habrían participado el presidente Macri, el jefe de la AFI, Gustavo Arribas (denunciado por Carrió en el LavaJato); el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el presidente de Boca, amigo personal del jefe de Estado.

La segunda es el rol protagónico que adquirió Angelici en las negociaciones de la interna radical. En el partido de Carrió creen que este "empoderamiento" del empresario xeneize en tándem con Nosiglia, al que definen como alguien que "jugó contra Cambiemos en la ciudad", contaría con la venía de la Casa Rosada. Una denuncia que también había aparecido el año pasado cuando la diputada denunció en televisión que el presidente de Boca Junior operaba en los Tribunales de Comodoro Py por pedido del propio Macri.